Santa Senorina, un ángel le avisa al padre que ella debía ser religiosa

0
42

Transformó agua en vino, en varias ocasiones; aplacaba tempestades.

Redacción (22/04/2021 06:57, Gaudium Press) Santa Senorina nace en el año 924, hija del Conde de Vieira y de Basto. La madre muere siendo Senorina aún una niña de pecho, lo que movió a que su padre la entregara para su educación a su tía Godina, Abadesa del Monasterio de San Juan de Vieira, que la formó eximiamente.

Empezó la joven a ser famosa en la región y un joven, prendado de sus dotes, quiso ser su esposo. Habló con el padre de la santa, pero cuando éste fue a tratar el tema con su hija, ella le dijo que ya tenía como esposo a Jesucristo, que sería una afrenta posponerle a otro cualquiera, y que nada la haría separarse de su Divino Señor. El papá fue tocado por la pureza, bondad y rectitud de su hija, y le prometió que nunca volvería con ese tema a ella.

Dios premió el buen talante del padre con relación al tema: Esa misma noche se le manifiesta en sueños un ángel, le comunica que a Dios le había agradado mucho su resignación, y que le dijera a su hija que cuanto antes abrazara el estado religioso. Pronto santa Senorina vistió el hábito benedictino.

Leyendo las actas de los mártires, deseó la santa seguirlos en su camino de derramar la sangre por Cristo. Pero la abadesa la sacó de la melancolía en que estaba por no poder sufrir el martirio, diciéndole que las austeridades de la vida monacal también le eran muy agradables a Dios. Esto hizo que Senorina viviera su vida religiosa con añun mayor seriedad y entrega.

Santa Senorina, abadesa

Muere la abadesa, su tía Godina y las religiosas eligen como abadesa a Senorina, a pesar de que ella resistía el nombramiento. Cumplió el encargo de manera santa, permaneciendo igual que siempre. Quiso Dios manifestar cómo le agradaba la virtud de esta santa, que un día iba caminando ella con unas hermanas por el territorio de Cariacedo cuando pararon a rezar el Oficio Divino en un sitio que era ameno, pero un tanto perturbado por el croar de muchas ranas, lo que impedía la contemplación. Santa Senorina mandó que se callasen, en el acto los animales obedecieron su mandato, y hasta hoy no se ven en ese territorio.

Estaban un día las religiosas rezando Completas, cuando escuchan cánticos muy dulces en los aires. Entonces le preguntan a Santa Senorina que era eso, y ella en el acto les responde que eran ángeles que llevaban a la patria celestial a su pariente San Rudesindo, que acababa de morir. Se verificó después la exactitud de lo dicho por ella. Transformó agua en vino en varias ocasiones. Furiosas tempestades se calmaban por su oración.

Un día estando en oración, escucha ella una voz que le decía: “Ven escogida mía, que el Supremo Rey desea tu hermosura”. Muere el 22 de abril del 982, cuando tenía 58 años de edad.

Con información de El Testigo Fiel https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_1337

The post Santa Senorina, un ángel le avisa al padre que ella debía ser religiosa appeared first on Gaudium Press Español.

close
Lo inedito sobre los Evangelios podcast

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here