Encerrado con un terrorista musulmán y un asesino famoso: Se publica en Italia diario de prisión del Cardenal Pell

0
31

Sale a la luz el 13 de mayo el primer tomo, editado por Cantagalli.

Redacción (10/05/2021 08:45, Gaudium Press) Poco después de la absolución definitiva del Cardenal George Pell, el único de los acusadores que permanecía con vida – de los dos chicos del coro que supuestamente habían sido estuprados por el entonces Arzobispo de Melbourne en 1996 – declaraba: “Se sopesan mucho las decisiones en el sistema de justicia penal”. “Respeto la decisión del Tribunal Superior. Acepto el veredicto”, decía este acusador anónimo a través de su abogado.

De hecho, en un ambiente cargado contra la Iglesia, las dos instancias inferiores fallaron injustamente contra el Cardenal; no habían ‘sopesado mucho’ su decisión, y solo fue el Supremo Tribunal, en decisión unánime de 7 jueces, el que le devolvió la justicia.

No era difícil demostrar la inocencia del Cardenal. Supuestamente el purpurado había estuprado a los dos menores cuando se estaba cambiando los paramentos litúrgicos en la Catedral, en una sacristía que permanecía abierta. Bastaba un mero “perito procesal” para desmontar la acusación. Pero como afirma el profesor emérito de Oxford, John Finnis, en este caso la carga de la prueba estaba invertida y era el Cardenal el que debía demostrar su inocencia.

Todo en buena medida por un ambiente creado por la fanática midia, que lo pintaba constantemente como el “monstruo”, aunque también es cierto que los reales y muchos abusos sexuales del clero en el país australiano, ya predisponían a la opinión a creer las falsedades contra el purpurado.

Cubiertos de plástico, imposibilidad de decir misa

Mientras en lengua inglesa, y editados por Ignatius Press ya está disponible el tomo I de estas memorias de prisión y se difunde el segundo y tercer tomo en entregas semanales, ahora sale el primer volumen en italiano, editado por Cantagalli, el próximo 13 de mayo.

Que relata como estaba ahí el Cardenal, en prisión, en la que pasó más de un años, con las molestias propias de su edad, en una celda, con cubiertos de plástico, un televisor, algunas revistas, un volumen de Guerra y Paz de Tolstoi, sin posibilidad de celebrar misa. Y cuando era transportado, esposas y cadenas a las piernas. Se sabía él una víctima sacrificial de un proceso contra la Iglesia Católica.

Dos palabras sobre mi alojamiento en la celda 11, unidad 8 de la Prisión de Evaluación de Melbourne, donde estoy recluido junto a un terrorista musulmán (creo que eso es lo que este canta son sus oraciones, pero también podría estar equivocado) y a Gargasoulas, el Asesino de Bourke Street. De hecho, no los conozco. Al menos un par de reclusos, de cerca de una docena de habitaciones, a menudo gritan desesperados por la noche, pero por lo general no mucho.

Es interesante notar cómo puede uno acostumbrarse a este ruido y cómo luego se convierte en parte del contexto. Estoy en aislamiento, pero puedo hacer ejercicio hasta una hora y recibir visitas de abogados, autoridades, amigos, el médico, etc. En cuanto a la simpatía, los guardias no son todos iguales, pero todos son correctos, muchos amables y algunos incluso amables y serviciales”: Il Foglio en primicia revela algunos de los textos del diario del Cardenal Pell en italiano.

The post Encerrado con un terrorista musulmán y un asesino famoso: Se publica en Italia diario de prisión del Cardenal Pell appeared first on Gaudium Press Español.

close
Lo inedito sobre los Evangelios podcast

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here