Historia, oración y frases de santa Faustina Kowalska

0
12

Hoy, 5 de octubre, la Iglesia celebra la memoria de Santa María Faustina Kowalska, Apóstol de la Divina Misericordia. Redacción (05/10/2021 16:44, Gaudium Press) Santa María Faustina Kowalska, nació en la ciudad polaca de Cracovia en 1905. Deseosa de seguir la vida religiosa, en 1924 se unió a la Congregación de las Hermanas de Nuestra… Ver artículo
The post Historia, oración y frases de santa Faustina Kowalska appeared first on Gaudium Press Español.

Hoy, 5 de octubre, la Iglesia celebra la memoria de Santa María Faustina Kowalska, Apóstol de la Divina Misericordia.

Redacción (05/10/2021 16:44, Gaudium Press) Santa María Faustina Kowalska, nació en la ciudad polaca de Cracovia en 1905. Deseosa de seguir la vida religiosa, en 1924 se unió a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de misericordia.

Nuestro Señor Jesucristo se le apareció en varias ocasiones, mostrándole su infinito amor misericordioso por la humanidad. La Santa también recibió de Dios estigmas ocultos, el don de profecía, revelaciones y la Coronilla de la Divina Misericordia.

Su confesor, el Beato Michał Sopoćko, exigió que la Santa escribiera sus experiencias en un diario espiritual. A través de estos escritos conocemos sus experiencias místicas.

Santa Faustina murió el 5 de octubre de 1938, tras largos sufrimientos. El Papa San Juan Pablo II, su compatriota y contemporáneo, la canonizó en 2000. Influido por esta Santa, el Pontífice estableció el segundo domingo de Pascua como “Domingo de la Divina Misericordia”.

Frases de santa Faustina Kowalska

01 – “La humanidad no encontrará la paz hasta que se vuelva con confianza a mi misericordia”.

02 – “Dios nunca fuerza nuestro libre albedrío. De nosotros depende si queremos aceptar la gracia de Dios o no, si queremos colaborar con ella o malgastarla ”.

03 – “El silencio es un lenguaje tan poderoso que llega al Trono del Dios vivo. El silencio es su palabra, aunque oculta, pero poderosa y viva”.

04 – “Mi alma es como un agua transparente en la que todo lo veo, tanto mi miseria como la grandeza de las gracias de Dios”.

05 – “Dios nunca permitirá más de lo que podemos soportar”.

06 – “Con la confianza de un niño, me arrojo en tus brazos, Padre de la Misericordia, para reparar la infidelidad de tantas almas que temen confiar en Ti”.

07 – “Él es el Señor y no permitirá, ni consentirá, que sean confundidos los que en Él ponen toda su confianza”.

08 – “Jesús, Tú me haces saber y comprender en qué consiste la grandeza del alma: no en las grandes hazañas, sino en el gran amor”.

09 – “El amor de Dios es la flor y la misericordia el fruto”.

10 – “Recita sin cesar este Rosario que te enseñé. Todo el que lo recite obtendrá gran misericordia en el momento de su muerte. Los sacerdotes lo recomendarán a los pecadores como la máxima tabla de salvación. Aunque el pecador sea el más endurecido, si reza este Rosario una vez, alcanzará la gracia de mi infinita misericordia”.

Oración de santa Faustina para pedir un corazón misericordioso

Oh Santísima Trinidad, cuantas veces respira mi pecho, cuantas veces late mi corazón, cuantas veces late mi sangre en mí, otras mil veces deseo adorar Tu misericordia. ¡Deseo transformarme enteramente en tu misericordia, convertirme en tu reflejo vivo, oh mi Señor!

Que tu misericordia, que es insondable y de todos los atributos de Dios el más sublime, se derrame de mi corazón y mi alma sobre mi prójimo.

Ayúdame, Señor, para que mis ojos sean misericordiosos, para que nunca sospeche ni juzgue a las personas por su apariencia exterior, sino que perciba la belleza interior de los demás y pueda ayudarlos.

Ayúdame, Señor, para que mis oídos sean misericordiosos, para que esté atenta a las necesidades de mis hermanos y no me dejes permanecer indiferente ante sus dolores y lágrimas.

Ayúdame, Señor, para que mi lengua sea misericordiosa, para que nunca hable mal de mis hermanos; Que tenga una palabra de consuelo y perdón hacia cada uno de ellos.

Ayúdame, Señor, para que mis manos sean misericordiosas y rebosantes de buenas obras, no se cansen nunca de hacer el bien a los demás, mientras acepto las tareas más difíciles y dolorosas para mí.

Ayúdame, Señor, para que también mis pies sean misericordiosos, para que lleven sin descanso ayuda a mis hermanos, superando la fatiga y el cansancio; que mi descanso esté al servicio de los demás.

Ayúdame, Señor, para que mi corazón sea misericordioso y sensible a todos los sufrimientos del prójimo; nadie recibe una negativa de mi corazón. Que conviva serenamente, incluso con los que abusan de mi bondad.

En cuanto a mí, me encierro en el Corazón misericordioso de Jesús, silenciando

a los demás cuánto tengo que sufrir. Oh Jesús mío, transfórmame en Ti, porque Tú puedes hacer todo. Amén. (EPC)

The post Historia, oración y frases de santa Faustina Kowalska appeared first on Gaudium Press Español.

close
Lo inedito sobre los Evangelios podcast

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here