contact us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right.

2017-3665 Arista Way
MISSISSAUGA, ON, L5A4A3

+1 647 283 0310

Lo Inédito Multimedia es un site innovador dedicado a promover música y eLibros exclusivamente en formato digital de download directo utilizables en dispositivos móviles,  de todas las marcas sean de plataforma apple o Android ofreciendo 100% de seguridad y garantia. Lo Inédito Multimedia focaliza sus energías y recursos en compartir con Ud. lo mejor de nuestros escritores y artistas: espiritualidad. Sin tardanzas. Sin flete. Sin costos adicionales de correo. Sin casas Editoriales ni sellos discográficos intermediarios y respetando el Medio-ambiente: directo a su caja de email. Lo Inédito Multimedia está formado por religiosos y laicos voluntarios de Toronto, Canadá, apasionadamente dedicados a evangelizar con Verdad, Armonía y Belleza. Sin plástico ni papeles. Sin paquetes o embalajes. Directo al corazón: de nuestra Familia espiritual a la suya.  El importe se sus compras está destinado a las obras de evangelización misionera.  Evangelizemos juntos un mundo de redes sociales y teléfonos móviles. 

Febrero 5, 2016 - Evangelio de Hoy - San Marcos 6,14-29.

Blog ES

Febrero 5, 2016 - Evangelio de Hoy - San Marcos 6,14-29.

Dania Jaramillo

Martirio de San Juan Bautista. San Petesburgo, Rusia. Foto: Gustavo Kralj/GaudiumpresssImages 

Martirio de San Juan Bautista. San Petesburgo, Rusia. Foto: Gustavo Kralj/GaudiumpresssImages 

Febrero 5, 2016 - Evangelio de Hoy - San Marcos 6,14-29. 
El rey Herodes oyó hablar de Jesús, porque su fama se había extendido por todas partes. Algunos decían: "Juan el Bautista ha resucitado, y por eso se manifiestan en él poderes milagrosos: 
Otros afirmaban: "Es Elías". Y otros: "Es un profeta como los antiguos". 
Pero Herodes, al oír todo esto, decía: "Este hombre es Juan, a quien yo mandé decapitar y que ha resucitado". 
Herodes, en efecto, había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. 
Porque Juan decía a Herodes: "No te es lícito tener a la mujer de tu hermano". 
Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, 
porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto. 
Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. 
La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: "Pídeme lo que quieras y te lo daré". 
Y le aseguró bajo juramento: "Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino". 
Ella fue a preguntar a su madre: "¿Qué debo pedirle?". "La cabeza de Juan el Bautista", respondió esta. 
La joven volvió rápidamente adonde estaba el rey y le hizo este pedido: "Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista". 
El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla. 
En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. 
El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre. 
Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron.